OTRO CAMBIO DE RITMO EN LAS COMISIONES DE VENTA


El día 18 de julio la Dirección de El Corte Inglés S.A. convocó al Comité Intercentros con el siguiente orden del día: 

· SISTEMAS DE INCENTIVOS SOBRE VENTAS

· CAMBIO DE TITULARIDAD TARJETA DE COMPRA DE EL CORTE INGLÉS

· UNIFORMIDAD 2018

·RESULTADO DEL AUTOSEGURO DE CONTINGENCIAS PROFESIONALES

Esta reunión a pesar del calado de los temas tratados no fue ni consultiva ni deliberativa, fue solo informativa. La Empresa dio traslado al Comité de las decisiones adoptadas sin haberle convocado previamente para contar con sus opiniones y aportaciones.

Nos comunicaron que la Dirección de la Empresa ha decidido unilateralmente eliminar el sistema de incentivos  troncal en las Div. 06 07 09 10 y el Área de videojuegos, y que  volverán a la venta unitaria a partir del 1 de septiembre. Basan su decisión en la mejora de los ratios de rentabilidad y la recuperación de la actividad comercial y que volver  a la venta personalizada es con el objeto de mejorar la productividad. Estos argumentos son contradictorios. 

La plantilla ha disminuido considerablemente en casi todos los centros y departamentos. Las tareas asignadas  han aumentado considerablemente por la desaparición de personal asignado a tareas de administración y colocación de mercancía. Se ha ampliado la oferta de servicios a los clientes. Se ha modificado el sistema de almacenaje  y recepción de los productos de venta sin dotar de medios específicos para ello. Estas son algunas de las razones que no han tenido en cuenta y el personal afectado cree que se les va a generar un gran perjuicio.
El reparto de tareas depende de los mandos y una mala praxis afectará al salario de los y las trabajadoras.

Desde la implementación del Acuerdo de Incentivos por Venta, CCOO ha manifestado su disconformidad con la opacidad del mismo. La Empresa no facilita, ni los datos, ni los criterios que utilizan para los cálculos de venta exenta aplicadas. Esta circunstancia imposibilita poder velar por el pago correcto de las comisiones, siendo imposible que el personal afectado pueda calcular la cantidad que le corresponda cobrar de salario por este concepto. Igualmente hemos trasladado que el sistema es injusto por la diferencias que genera en las retribuciones por este concepto entre todo el personal de los centros de trabajo.

Comisiones Obreras considera que con esta decisión precipitada se producirá una serie de inconvenientes. Algunos de ellos, ya quedaron expuestos en la propia reunión del día 18, pero la más preocupante para CCOO es la manera de aplicar el nuevo tipo individual al personal que actual mente están percibiendo el tipo colectivo.

El propio sistema actual establece su carácter anual, lo que conllevará un desajuste sobre la percepción de los incentivos de venta del personal afectado. Por ello, CCOO considera que será prácticamente imposible comprobar si la totalidad de los incentivos por venta percibidos a partir de septiembre hasta final de año serán los correctos o no, y en consecuencia que no se vean perjudicados económicamente estos trabajadores y trabajadoras.


CCOO ha solicitado  a la Empresa que la decisión adoptada entre en vigor el 1 de enero de 2018. Este sistema de Incentivos es injusto y poco fiable, CCOO no lo suscribió y solicita abrir una mesa para modificarlo.